• miércoles, 16 de mayo de 2018

Opinión: SELL IN MAY AND GO AWAY

Este es uno de los mantras que se cumplen con más fiabilidad en bolsa en las últimas décadas, pero también es uno de esos mantras rotos en esta última “casi” década prodigiosa desde el famoso crack de 2009. 

En 2018, nueve años después, seguimos inmersos en uno de los mayores mercados alcistas de la historia, por duración y sobre todo por tendencia. En Estados Unidos el mercado ha sido un martillo pilón alcista desde los 666 puntos, sin alternativas; solo la crisis del euro nos dio ventanas de Trading en RF en los PIIGS. Tras ello, la nada, no hay alternativas, y ni tan siquiera la subida de tipos Estados Unidos y un bono por encima del 2% lo pueden solucionar. 

Vender en mayo, la razón es simple, tras posicionarse los gestores a lo largo de los últimos meses de año y primer trimestre, y tras resultados y auditorias del año anterior, el mercado pasa a un modo letargo con coberturas y menor volumen, las decisiones importantes están tomadas, y el 50% de la rentabilidad debe estar ya al menos no realizada en nuestro vehículo o cartera, desde junio a septiembre, vacaciones con cobertura.

Esto no siempre se cumple obviamente, y hay tenemos dos ejemplos de agostos negros en esta década, pero por principio y lógica, sell in May. Irán, Argentina, Brexit… y sobre todo una burbuja eterna de RF alentada por Europa, hacen que tengamos que estar más atentos que nunca a ese cisne que no llega, estos meses, donde se baja la guardia son propicios, pero propicios para generar oportunidades de compra ante caídas, los crack son siempre en otoño (decía un viejo gestor amigo y conocido). 

La vida es lógica, y el Sell in May no es más que parte de esa lógica que nos lleva a aplicar principios de prudencia y estrategia. 

Petróleo caro, si siguiera subiendo vistazo al sector turístico para poder entrar cara a final de año, fuera de petroleras, y seguir en sector cíclico, el mercado no puede caer sin una subida de bonos vertical, y eso mientras en Europa sigan los que están, no ocurrirá, al 70% y esperar, si el mercado acelera como el año pasado, perderemos un 50% de subida, si cae, caeremos un 70%, y sinceramente, pese a que no crea en caídas en 2018, tampoco espero subidas de dos dígitos, por lo tanto y con objetivos claros. Venda en mayo y disfrute de las vacaciones adelantadas estudiando modelos macro, ciclos y estadísticas varias, y sobre todo buscando información sobre el verdadero impacto del BREXIT en Europa y un bono a 10 años americano al 3% para las economías emergentes. 

Carlos Ladero es responsable del departamento comercial y Corporate de GPM.